Niños

10 Lecciones De Vida Que Aprendí De Los Niños

24 Agosto, 2016

10 Lecciones De Vida Que Aprendí De Los Niños

Los niños parecen saber algo que los adultos han olvidado. Son más confiados, valientes y disfrutan de la vida a plenitud y con intensidad.

De vez en cuando le doy una visita al pasado y recuerdo mi infancia – no puedo dejar de pensar en ella como los mejores años de mi vida.

Yo era un espíritu libre; vivía en el momento presente; no tenía ansiedades y ningún temor. Me gustaría recuperar esa inocencia y entusiasmo por la vida que alguna vez tuve cuando era un niño.

Creo que todos podemos aprender algo de los niños y aplicarlo en la vida adulta.

1. Ellos ven cada día como un nuevo comienzo

Cuando se es joven, un día puede parecer una eternidad. Sin embargo, cada día nos trae la oportunidad de tener nuevas metas y expectativas, hacer nuevos amigos, explorar nuevas aventuras y aprender cosas nuevas. Cada día es una oportunidad para empezar de nuevo. Y, a diferencia de los adultos, los niños no llevan equipaje de un día para otro.

2. Ellos no tienen miedo

Los niños están más dispuestos a explorar y probar cosas nuevas. Ellos no son conscientes de las consecuencias y están más dispuestos a probar algo nuevo. Si se lesionan lo utilizan como una oportunidad de aprender de sus errores. Como adultos, a menudo nos ceñimos espalda, sobre todo a causa del miedo. Nos detenemos a nosotros mismos de correr riesgos y ver lo que sucede. Las personas exitosas tienden a ser aquellos que salen de sus límites y asumir riesgos.

3. Se pierden entre proyectos creativos

Un niño puede verse inmerso en un proyecto creativo durante horas y horas; ya sea dibujando, jugando con la arcilla, construyendo un castillo de arena, etc. Sin embargo, a medida que envejecemos, dejamos de creer que las actividades creativas valen la pena. ¿Cuántos adultos que conozcas (aparte de los artistas) pasan su tiempo libre dibujando, jugando con arcilla o pintando con los dedos?

4. Ríen todos los días

Los niños tienen la hermosa capacidad de encontrar alegría en todo lo que los rodea. Los adultos tendemos a ver problemas en todas partes.

5. Lloran si quieren llorar

El llanto es una emoción que a los adultos no les gusta mostrar. Sin embargo, los niños lo hacen todo el tiempo. El llanto ayuda a liberar nuestras emociones de una manera normal y saludable, pero en la adultez terminamos reteniendo nuestras emociones para nosotros mismos.

6. Los niños son muy activos

Cuando era pequeño me encantaba jugar al aire libre. Corría y corría hasta que me faltaba la respiración y mis mejillas se ponían de color rosa. Nunca vi al ejercicio como simplemente ejercicio, sino que era mi manera preferida de divertirme.

7. Ellos están dispuestos a probar cosas nuevas

Los niños intentarán practicar un deporte que nunca han intentado antes. Ellos están dispuestos a saltar en un trampolín o sumergirse en una piscina, o esquiar en una montaña, incluso aunque no tengan experiencia. Los adultos tienden a tenerle miedo a lo desconocido y prefieren permanecer en su zona de confort. Es precisamente la aventura lo que nos hace sentir más eufóricos y conscientes.

8. Son entusiastas

A los niños nunca les falta entusiasmo. Tienen esperanza y son optimistas. Nosotros también debemos aprender a acercarnos a la vida de una manera más optimista, ya que como adultos tendemos a enfocarnos en lo negativo. ..

9. Se alimentan de buenas amistades

Observa cómo juegan los niños con sus amigos, todo es alegría pura y siempre están dispuestos a hacer amigos nuevos. Los niños tienden a disfrutar de muchas actividades – se unen a equipos de fútbol, van a fiestas de cumpleaños y disfrutan de un buen número de actividades después de clases.10. Se dan cuenta de las pequeñas cosas

Los niños ven magia en todo lo que los rodea. Ven alegría y tienden a dejarse inspirar por esas pequeñas cosas de la vida ¿Cuándo perdimos esto?

Si te  gusto la reflexiòn compartela.

D/A

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

error: Tu esencia Divina 2015