Armonìa

Calma, Paz y Amor

6 Noviembre, 2016

Hoy tendré presente, todo el tiempo que pueda, permanecer en calma por un instante, porque deseo de verdad experimentar los beneficios de una mente en paz…

Desde que despertamos por la mañana hasta que nos vamos a dormir, nuestras mentes están llenas de pensamientos que influyen en todas las decisiones que tomamos durante el día.

Para la mayoría de nosotros, estos pensamientos van en direcciones diferentes y muchos están en conflicto y producen desacuerdos.

Al inspeccionarlos de cerca descubrimos que muchos se basan en experiencias negativas del pasado, que, sin embargo, dejamos que tengan influencia en nuestras decisiones del presente.

Los asuntos cotidianos de nuestras vidas a menudo dispersan todavía más nuestras ideas. Descubrimos que nuestra mente divaga y nos gustaría poder controlarla mejor. Para algunos de nosotros parece una tarea imposible.

Parece que existieran demasiados estímulos a los que hay que enfrentarse, demasiadas cosas que queremos hacer, y nos quedamos sin aliento corriendo alrededor, tratando de cumplir con lo que tenemos que hacer.

Para preparar a nuestras mentes para la tranquilidad y la paz más que ocuparlas y confundirlas es necesario el deseo y la autodisciplina. Una mente disciplinada es una mente libre, que ya no está atada. Una mente disciplinada está libre de conflictos, se nutre de creatividad en la tranquilidad del amor.
Se repiten tan a menudo:

“Una mente ocupada es una mente enferma. Una mente lenta es una mente sana. Y una mente quieta es una mente divina”..

Cuando realmente deseamos tener la mente en paz, se vuelve absolutamente tranquila y pacífica. Cuando quedamos en calma por un instante, el mundo febril que nos rodea parece desaparecer. Y entonces nos encontramos en un estado de perfecta tranquilidad (en silencio y en paz) donde no hay palabras, ni dudas, ni miedos.
Cuando nos quedamos en calma por un instante gozamos de un estado mental que es perfecto y diferente de todas las ocupaciones del mundo a las que estamos expuestos.
Pareceríamos estar “en casa” porque en ese instante de quietud hemos retornado al lugar de la paz y el amor que está siempre en el centro de nuestros corazones y en nuestro verdadero hogar. Al volver a preparar a nuestras mentes, es importantísimo recordar, tan a menudo como podamos, el valor de estar en calma por un instante para sentir la paz que proporciona el Silencio…

D/A

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

error: Tu esencia Divina 2015