Armonìa

¿ COMO SON TUS RELACIONES ?

9 Noviembre, 2016

Piensa en tus relaciones más importantes y pregúntate:

¿ Estás dando amor de forma incondicional?

¿Podemos realmente dar fe de que amamos incondicionalmente?

Karen Berg dice: “Debemos aprender que cuando amamos a alguien —nuestra pareja, un amigo o un familiar— y esa persona muestra cambios de humor poco agradables o nos alteran, aún debemos darle amor sin intenciones ocultas, tal y como nos gustaría que esa persona nos amara con todas nuestras flaquezas y defectos”.

Como seres humanos, podemos fallar, así como aquellos a quienes amamos pueden hacerlo también. Nuestra meta al compartir con otras personas es siempre dar amor sin imponer estándares que deban alcanzarse, y esperar que los demás den el mismo amor ilimitado a cambio.

Sin embargo, esto no quiere decir que debamos tolerar el abuso o un comportamiento inapropiado. Los límites saludables son necesarios en todas las relaciones. Pero como Karen Berg señala:
“Debemos permitirles a quienes están cerca de nosotros sentir que forman parte de nosotros, aun cuando no están en su mejor momento por así decirlo, o cuando actúan como niños en lugar de como adultos”.
Cuando deseamos recibir algo de otra persona para nuestra ganancia personal, complicamos la relación. Nos volvemos antipáticos y puede que inconscientemente evitemos dar amor cuando no obtenemos lo que queremos. Este comportamiento a menudo surge del sentimiento de carencia en nuestra vida, una idea equivocada de que quienes amamos pueden darnos plenitud de algún modo.
Nuestro trabajo espiritual en esta vida es expandir nuestra capacidad de amar a los demás. ¿Cómo sabemos si hemos alcanzado ese nivel de amor?
Cuando nos importan tanto las otras personas que deseamos compartir con ellas sin esperar nada a cambio. La plenitud que encontramos en la vida se relaciona directamente con la profundidad en la que hacemos que crezca nuestro amor incondicional por los demás.
Ciertamente, el amor es una necesidad básica del ser humano, pero no lo recibiremos de forma que realmente nos dé plenitud hasta que aprendamos a darlo de forma incondicional.
Karen Berg

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

error: Tu esencia Divina 2015