Parejas

De repente algo se rompe…

8 Septiembre, 2016

De repente algo se rompe y te preguntas todo el día ¿por qué?, no encuentras respuesta o no las quieres ver.

Quizás por miedo a que duela más de lo que ya está doliendo.

Te llega la incertidumbre, inseguridad, miedo y hasta te sientes cansada.

Cuando una relación se está rompiendo se sabe, se siente.

¿Sabes cómo se siente?

Te lo diré… Se siente un vacío al despertar y uno al dormir, traes una opresión en el pecho, un nudo en la garganta todo el día y una tristeza de la cual quieres escapar.

Tú ya lo sabes, llega un remolino de emociones que te atrapan.

Uno de los más momentos más intensos de nuestra vida es aquél en el que tenemos que tomar la decisión de terminar una relación, es decir, un vínculo que ya no da para más y en donde nos estamos olvidando de ser nosotros mismos y nos lastimamos.

De nada sirve aferrarnos, querer “controlar la situación” huyendo de la realidad, disfrazando todas las señales de alerta pensando en que mañana todo puede cambiar.
Aceptar requiere de mucha valentía, y si en algún momento te olvidaste de ti por hacer feliz a alguien más, ¡esta es la oportunidad de recuperarte!
Te repito, recuperar tu libertad requiere valentía, esperanza y mucha fe. Dejar atrás las expectativas que habías depositado en esa relación es unos de los procesos que más fuerza requiere, pero tu puedes hacerlo. Con esto, te permitirás darte un vistazo interior, reconocer cuáles heridas tienes que sanar para que la experiencia no haya sido en vano.
En algún momento culpamos a otro(s) de nuestro dolor, pero ya con las piezas acomodadas te darás cuenta que vino a recordarte que áreas de tu vida debías trabajar para llegar a ser mejor persona.
Nada ni nadie nos obliga a permanecer en una relación que ya no da para más, cada persona anda por la vida con sus propias cargas, la responsabilidad de sanarlas es una oportunidad de evolucionar.
Cynthia Hernández.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

error: Tu esencia Divina 2015