Reflexiones de Vida

Desear el bien siempre…

1 Julio, 2015

Desear el bien siempre…

Cada uno toma las decisiones de su vida, y busca las respuestas para resolver sus cuestiones personales conforme a sus propios recursos intelectuales y emocionales.

La gente tiende a buscar respuestas en lo que tiene a su alcance y cuando está desesperada o enojada o sobrepasada por alguna situación se engancha con la respuesta más próxima sin mucho análisis.

Esto explica por qué muchas veces culpamos a los demás por no hacer lo que esperábamos de ellos, y hasta llegamos a culparnos a nosotros mismos porque solo vemos el árbol, que nos tapa el bosque.

Cuando podemos dar un pasito al costado, vemos un panorama mas amplio, obtrenemos otra visión del árbol vecino, y del otro, y asi integramos una visión del bosque de nuestras relaciones.

Los invito a dar este pasito en procura de su sanación con estas palabras y ejercicio simple de Louise

Hay para perdonar:

Visualiza en tu mente a la persona que te gustaría perdonar para poder liberarte de esa pesada carga emocional y dile:

“Te perdono por no ser como yo quería que tu fueras, te perdono y te dejo libre. La Paz sea contigo”.

Ahora visualiza que muchas cosas buenas le suceden a esa persona, de esa forma tu eres libre y esa persona también es libre. Si te das cuenta en la profundidad de esta frase: “Te perdono por no ser como yo quería que tu fueras, te perdono y te dejo libre… La Paz sea contigo”. te darás cuenta que te enojaste y guardabas rabia con esa persona porque no se comportó como tú querías que se comportara, y ocurre que así como todos nosotros tenemos motivos y razones profundas para comportarnos como lo hacemos también esa persona a la que le guardabas encono también tiene sus motivos y razones profundas para comportarse como lo hace.

Esto no se trata de aprobar o justificar comportamientos que otras personas hayan tenido contigo, es solo para comprender la causa de ese comportamiento y desde esa comprensión, visión liberadora, darnos cuenta que esa persona no cumplió o no está cumpliendo nuestras expectativas de como nos hubiese gustado que esa persona fuera o como nos gustaría que fuese.

Desea siempre el BIEN. A todos! aún a quienes te lastimaron, ofendieron o hicieron sufrir. Perdonar y desear lo mejor,y si puedes también BENDECIR desde el corazón, es un ejercicio de caridad que limpia tu corazón de toda la suciedad que generan los malos sentimientos.
Por si no queda claro, no te digo que pongas la otra mejilla para seguir recibiendo golpes. No!, solo digo que te retires, que perdones, que sueltes, que desees el bien. En el Universo todo es un enorme boomerang, y cada acto de amor te vuelve.
Mi deseo de que recibas lo mejor para tu vida viaja con estas palabras haciendo nido en las bendiciones de mi corazón al tuyo

Verónica Heiland (C)

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

error: Tu esencia Divina 2015