Aprendizajes de vida

La Gracia de la Decepción

27 Enero, 2017

La Gracia de la Decepción

Si huyes de la decepción, huyes de la vida misma.

La decepción puede apaciguar a la mente y abrir el corazón.
Si lo permites.

No temas.

Cuando nuestras esperanzas, sueños y expectativas se vienen abajo,
puede doler hasta lo más profundo.

¿La invitación?

Poner atención a eso que duele.

Realmente sentir el dolor, en lugar de adormecerlo
o correr en pos de un sueño nuevo.

Rompe la adicción a ‘la experiencia siguiente’. Ahora.
Lleva tu curiosa atención a las vibrantes sensaciones en la barriga,
a la sensación de angustia en el área del corazón,
al nudo en la garganta, a la pesadez en la cabeza.
A lo que está vivo. A lo que reclama atención.

Dirige tu atención a este momento ardiente.
Respira en este sitio desagradable.
No te abandones ahora tratando de alcanzar un futuro nuevo.

No te desampares yendo al mundo del pensamiento.

Deja que la mente parlotee hoy, pero no lo tomes como realidad.
La decepción te está acercando a ti mismo.
A tu aliento. Al peso de tu cuerpo sobre la Tierra.
A los sonidos de la tarde. A la canción del atardecer.

Te has perdido en tu cabeza, amigo.
Vuelve a tu corazón ahora.
Dulcifícate en el momento.
Vuelve a Casa.
Deja que las expectativas se derritan.

En el silencio.
En un nuevo comienzo.

– Jeff Foster

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

error: Tu esencia Divina 2015