Fluir

Simplifícate, deja que todo fluya!

1 Diciembre, 2014
Simplifícate, deja que todo fluya! 

Los cambios estructurales y de conciencia son inminentes; por tanto, por más que uno se esfuerce queriéndolos detener para acomodarlos a nuestro gusto e interés particular, ellos van a seguir su proceso de adelantamiento.

Al entender esto de esta manera y de forma puntual, ayuda a dejar fluir. Dejar fluir es no afanarse en cosas que no aportan armonía y sosiego.

Dejar fluir es amarse y aceptarse sobre todo defecto. Dejar fluir es no hacer firme oposición a los cambios que han de participar en la transformación del ser.  Y en este tenor y conciencia abierta, sólo queda dejar que fluyan espontáneamente sin quererle hacer oposición.

Lo importante es estar alerta, conscientes y llevando a cabo un trabajo interno de auto observación y con honestidad,  reconciliarse con su Yo, más allá del egocentrismo.

¡El rio trasiega sus aguas al océano profundo y se place de ello!

Lesbia Gómez Suero

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

error: Tu esencia Divina 2015