Aprende la lección y sánate

Son muchas las situaciones que le causan dolor al ser humano.

22 octubre, 2014

Son muchas las situaciones que le causan dolor al ser humano. 
 

Algunas de ellas nos hacen perder la dirección y las ganas de vivir, haciendo que nos enfrentemos al dolor, a la apatía, a la indolencia, al desánimo y hasta a la depresión. 

Lo más importante, en esos momentos, es recordar que podemos caer y experimentar la pérdida temporal del sentido y la dirección que llevaba nuestra vida… pero luego, tenemos que reunir la fortaleza, el valor y la determinación que nos haga falta para levantarnos y comenzar de nuevo.
 

La mayoría de las veces el dolor y la afectación que sentimos nos impide tener la claridad mental necesaria para analizar la situación con objetividad y ver un poco más allá para descubrir la solución. 

Por esta razón, es importante abrirnos a la sugerencia o al comentario positivo que nos haga un buen amigo, esa persona que nos quiere incondicionalmente y que tiene la serenidad y la claridad mental, por encontrarse afuera de la situación, para percibir la posible salida o respuesta que tanto necesitamos.
 

Ábrete al proceso de aprender y sanar, date el tiempo suficiente para reconocer cuál es la lección pendiente por aprender. Cuando no lo hacemos, el dolor se convierte en rabia, resentimiento, tristeza profunda, desánimo, rebeldía o depresión. 

Construye una vida nueva y mejor, con dignidad, valor, responsabilidad, alegría, fuerza y fe. No olvides que son los momentos difíciles los que más nos enseñan. ¡Superarlos y usarlos como un trampolín para impulsarnos hará la diferencia!
 

Claves para volver a comenzar:
 

Vive tu duelo y trabaja la aceptación. Tómate el tiempo necesario para liberar tu dolor. No trates de invalidarlo o de bloquearlo; lo más sano es dejarlo salir. Acepta lo sucedido sin hacerte muchas preguntas, hazlo con el valor y la determinación de hacer cuanto sea necesario para superarlo, transformarlo o sanar.
 

Suelta el pasado y perdona. Mientras más le des vuelta en tu mente al recuerdo de lo que te sucedió, más se profundizará el dolor. Soltar significa dejar ir el recuerdo triste y doloroso para volver a sentirnos bien. Utiliza el perdón si fuese necesario para sanar el dolor y suavizar tu situación.
 

Desconozco el Autor

You Might Also Like

6 Comments

  • Reply Anónimo 8 diciembre, 2014 at 2:03 pm

    ALGO DIFICIL

  • Reply Anónimo 9 diciembre, 2014 at 1:41 am

    Dificil pero no impossible

  • Reply Anónimo 17 enero, 2015 at 4:15 am

    ALGO DIFICIL E IMPOSIBRE CUANDO YA TE AN LASTIMADO VARIAS VECES.

  • Reply Anónimo 18 febrero, 2015 at 6:46 am

    Es difícil pork es un dolor muy profundo k tristemente esta ahi dia a día y t preguntas k falto k sobró si tomo x actitud la vida pronto siento k m la esta cobrando si soy de otra no es valorada eh pasado muchas cosas en la vida esto k estoy viviendo desde hace tres años no pasa aprendes a vivir asi con la ausencia por mas k dice dejalo ir eso eh tratado pero nada solo pasa el tiempo y nada

  • Reply Anónimo 7 mayo, 2015 at 8:10 am

    Ayuda ir con un psicologo….y leer libros acerca de duelos. El tiempo y Dios lo curan todo. Nada es para suempre, piensa q si algo termino es xq vendra algo mejor. Pero hay q dejarlo ir para eso suceda, es algo asi como desocupar tu closet de cosas viejas, para darle entrada a las nvas. Animo q si se puede! 🙂

  • Reply Anónimo 3 julio, 2015 at 2:46 am

    yo he pasado por tu dolor, perdi a mi mami y alos cuatro años a mi esposo mi compañero de 22 años me dejo a tres tesoros q son mis hijo en este pais q no tengo familia, y decidi quedarme aqui para un mejor futuro para ellos,
    hemos pasado cosas muy duras y a veces tengo miedo ,pero me digo asi misma " Dios no da mas de lo que tu no puedes"

  • Leave a Reply

    error: Tu esencia Divina 2015