Browsing Category

Madre

Madre

CUANDO PIERDAS A TÚ MADRE..

1 diciembre, 2022
CUANDO PIERDAS A TÚ MADRE..
Cuando pierdas a tu madre,
perderás a la persona que más te quiso,
la que mejor te conocía,
la que todo lo perdonaba,
la que te quitaba los miedos
y la que te buscaba cuando andabas perdido.
Cuando pierdas a tu madre,
nadie te recordará que te abrigues si hace frío,
ni te llamará cada dos horas,
para preguntarte si estás mejor
cuando estés jodido
y cuando hagas las cosas mal,
la gente se enfadará y tendrás que pedir perdón, porque solo tú madre aguantaba tu mal carácter
y te quería hasta en tus peores días.
Cuando pierdas a tu madre,
la echarás de menos cada Navidad
y en cada cumpleaños
y cuando te pase algo bueno
y cada vez que te pase algo malo,
querrás hablar con ella para contárselo
y te darás cuenta que su silla está vacía
y que jamás volverá a estar a tu lado.
Cuando pierdas a tu madre
habrá personas que te conozcan
pero nadie como ella
habrá mucha gente que te quiera,
pero no te querrán más que a ellos mismos
como ella te quería.
Cuando pierdas a tu madre el mundo será
un poco más triste, más extraño, más pequeño
y tú también.
Créditos al autor
Madre

BENDICE A TU MADRE.

22 septiembre, 2022

BENDICE  A TU MADRE.

 

Si tu madre está viva, bendícela porque ella es la raíz más honda de tu existencia y el manantial más alto de tu alma.

 

Si tu madre ya no esta, bendícela, porque ella es tu antena entre la tierra y el cielo y la voz más pura que habla en tu corazón.

 

Bendice a tu madre, porque ella es la rama del árbol de donde desciendes y la lámpara del país a dónde vas.

 

Bendice a tu madre, Porque ella es el avío de tu tránsito eterno, Y está contigo en tu angustia, en tu amor y en tu esperanza.

 

Bendice a tu madre en el día y en la noche,
en las horas adversas y en las horas felices.

 

Tu bendición te elevará sobre el polvo del mundo y Dios acogerá en su oído tu amorosa plegaria.

Dios te bendiga siempre mamá

Alberto Velásquez.

Madre

CUANDO MAMÁ SE MARCHE …

3 febrero, 2022
CUANDO MAMÁ SE MARCHE …
Cuando una madre muere, nada vuelve a ser igual. Ya no somos ni volveremos hacer los mismo de antes, porque también muere una parte de nosotros y es cuando cambiamos sin darnos cuenta. Ya no nos sentiremos arropados por los abrazos de mamá, nos hará mucha falta su cariño, sus besos, sus palabras de aliento, sobre todo sus consejos. Sus frases favoritas son los que llevaremos presentes.
Hoy es cuando añoras tenerla en tu regazo, porque cuando ya no la tienes a tu lado… es cuando la vida se nos vuelve más dura.
Cuando la madre ya no está con nosotros, somos huérfanos y sin importar la edad que tengas es muy doloroso, aunque tengas una familia creada. La figura materna siempre está a lado de nosotros los hijos y es creada por un vínculo tan intenso y un apego que solo se desarrolla entre una madre e hijo. De ella… nuestra primera caricia, nuestro primer amor y sobre todo nuestro primer ejemplo a seguir, es por eso y más que siempre la llevaremos presente.
Todas las personas, aunque seamos adultas, tenemos vivos en nuestro interior a ese niño que quiere estar protegido todo el tiempo por su madre. Porque ese amor, siempre nos será necesario y siempre nos hará mucha falta, ya que a su lado nos sentimos amados, protegidos y seguros.
Siempre que te sea necesario, ve al llamado de ese amor puro e incondicional, por que cuando se haya marchado, es ahí cuando se lamenta y después… ya no hay un después… ya todo es imposible ?
D/A
Madre

SI VOLVIERA A NACER… 

23 enero, 2021
SI VOLVIERA A NACER… 
Si volviera a nacer y pudiera elegir ser otra persona sin duda elegiría ser la madre de mi madre.
Para darle todos los besos que le faltaron cuando niña, los abrazos  y apurruños.
Le leería todos los cuentos que nunca nadie le leyó.
Cuando la arrope por la noche, le diría con todo mi amor cuanto la quiero, le daría la bendición y me acurrucaría a su lado.
Le enseñaría que la vida es bella entre los brazos de quien te quiere.
Le compraría una manzana de caramelo Le cantaría canciones Jugaríamos en el suelo.
La peinaría cada mañana e iría al colegio. No tendría que trabajar tan pequeña.
No tendría que llorar tanto.
No crecería cosiendo su corazón con tristeza. Y sería una niña feliz.
Si pudiera ser otra persona sería su madre sin dudarlo, le enseñaría que el amor no es dolor y lo maravilloso que es despertar cada mañana a su lado. Porque si la quiero tanto siendo su hija, cómo la querría cuando al nacer la tuviera entre mis brazos.
D/A
Madre

SOLTANDO A MAMÁ

4 marzo, 2020


SOLTANDO A MAMÁ.

Soltar a mamá no es dejarla de lado, ni siquiera es necesario poner distancia de por medio o privarla de compartir nuestros logros.

Soltar a mamá es, una vez que somos adultos, traerla con nosotros de este lado, a ellas les cuesta dejar el periodo de la niñez, les asusta que vayamos a equivocarnos o que no hayamos aprendido a cuidarnos, entonces, es momento de demostrar que si podemos, con hechos más que con palabras.

Soltar a mamá es mostrar que crecimos y el que crece comprende, es asumir responsabilidades, sin dejar de ver el bien común, es dejar de pedir permiso y comenzar a cumplir promesas, es cambiar regaños por no causar preocupación, es asumir riesgos sin dejar de bajar la cabeza, para pedir su bendición.

Soltar a Mamá es regresárle la misma dedicación que mostró hacia nosotros, para desvanecer sus miedos, es darle tiempo para aceptar que termino la obligación en ella y llego la convicción en nosotros: «te libero de mi, pero no te dejaré nunca porque te amo», el amor y la gratitud supera por mucho la necesidad y la costumbre.

Soltar a mamá es decir gracias, es incluirla, es ver a la mujer y respetar sus elecciones, es graduarla y darle todos los honores, es compartirle nuestros aciertos que son también los suyos, porque un adulto entiende que estaba improvisando movida por el amor y que la mayor de sus elecciones fue querernos, razón más que suficiente para honrarla toda la vida.

Soltar a mamá es comenzar a disfrutarla y con ello honrar nuestro pasado, evitemos terapias en ese sentido, estamos a tiempo, reinstalemos a nuestras madres en el mismo lugar donde estamos colocados ahora que crecimos, en el de los adultos, en el de los maduros, en el de los seres humanos, no atrás, no adelante, a nuestro lado, pues sin ella, nunca hubiéramos llegado.

Lucia Toranzo N.

Madre

ESE OLOR A MAMA

12 enero, 2020

ESE OLOR A MAMA”

-“Mamita, cómo hueles de rico”. (Eso me dice mi pequeña de seis años con quien estoy acostada conversando). –

“Pero mi amor, a qué puedo oler si no uso lociones, ni perfumes, ni cremas? Con seguridad no huelo a nada;todo mi tiempo lo ocupo en ir a trabajar y al volver hago las tareas del hogar dejàndome un tiempito para estar contigo todos los dìas”. –

“Te equivocas, mamita, hueles lindo, “HUELES A MAMÁ”, me contesta sonriente. Esta respuesta me llena de emoción y me hace pensar: Es una respuesta linda, llena de amor y de ternura.

HUELES A MAMÁ, yo nunca había pensado en ese olor, no lo había llamado así, nunca supe definirlo, pero ahora sé que mi madre olìa dulcemente a mamá. HUELES A MAMÁ, cuando estás llena de ternura, de amor, de cariño. de comprensión. HUELES A MAMÁ , cuando juegas con tus hijos sin importarte qué pasó con tu arreglo. Cuando con ellos vuelves a ser niña y compartes el yoyo, la pelota y la muñeca.

HUELES A MAMÁ, cuando con ellos cantas y cuentas cuentos. Cuando escuchas sus quejas y oyes sus problemas. HUELES A MAMÁ, cuando encuentras palabras adecuadas en sus momentos tristes. HUELES A MAMÁ, cuando les dedicas todo tu tiempo cuando están enfermos, cuando vigilas su aseo personal y cuando lavas nuevamente sus zapatillas que tan pronto se ensucian. HUELES A MAMÁ, cuando les permites invitar a sus amigos, sin preocuparte cómo te dejan la casa y te sientes feliz porque estàn en lugar seguro. HUELES A MAMÁ, cuando soportas sus chanzas pesadas, cuando les hablas de su deporte favorito así tú no entiendas nada. HUELES A MAMÁ, cuando les reprendes a tiempo e impones una disciplina dulce pero firme. HUELES A MAMÁ, cuando sabes decir SÍ y cuando sabes decir NO. HUELES A MAMÁ, cuando te esmeras y preocupas por sus estudios. HUELES A MAMÁ, cuando procuras mejorar y aprender a ser mamá las veinticuatro horas del día. Mi niño me dijo que yo olía a mamá y me siento muy feliz. Ojalá todas las mujeres tuviéramos siempre ese hermoso y dulce ” OLOR A MAMÁ “.
De la web

Madre

LA BUENA MADRE ES AQUELLA QUE SE VA VOLVIENDO INNECESARIA

22 noviembre, 2019

«LA BUENA MADRE ES AQUELLA QUE SE VA VOLVIENDO INNECESARIA…»

La buena Madre es aquella que se va volviendo innecesaria con el paso del tiempo.

Ha llegado la hora de reprimir el impulso natural materno de querer colocar el pichón debajo del ala, protegido de todos los errores, tristezas y peligros.

Es una ardua batalla, lo confieso.

Cuando empiezo a debilitarme en la lucha para controlar la súpermadre que todas tenemos dentro, me acuerdo de la frase del título.

«LA BUENA MADRE ES AQUELLA QUE SE VA VOLVIENDO INNECESARIA…»

Si realicé mi labor de madre correctamente, tengo que volverme innecesaria.

Y antes que alguna madre me acuse de desamor, explico qué es lo que significa eso.

Ser «innecesaria» es no dejar que el amor incondicional de madre, que siempre existirá, provoque vicio y dependencia en los hijos, como si fuera una droga, a tal punto, de que que ellos no sean capaces de poder ser autónomos, confiados e independientes.

Deben estar prontos para trazar su rumbo, hacer sus elecciones, superar sus frustraciones y cometer sus propios errores también.

Con cada fase de la vida, una nueva pérdida es un nuevo logro; para las dos partes: madre e hijo.

El amor es un proceso de liberación permanente, y ese vínculo no deja de transformarse a lo largo de la vida.

Hasta el día en que los hijos se vuelven adultos, constituyen su propia familia y recomienzan el ciclo.

Lo que ellos necesitan es tener la seguridad de que estaremos con ellos, firmes, en el acuerdo o en la divergencia, en el triunfo o en el fracaso, prontas para el mimo, el abrazo apretado, y el consuelo en los momentos difíciles.

Los padres y las madres, solidariamente, crían a sus hijos para que sean libres y no esclavos de nuestros propios miedos.

Es ese el mayor desafío y la principal misión.

Cuando aprendemos a ser «innecesarios», nos transformamos en un puerto seguro donde ellos puedan atracar.

«A quien ames. dale:

– Alas para volar.

– Raíces para volver.

– Motivos para quedarse.

Hagamos hijos independientes y seguros de sí mismos para que vivan una vida plena y honrada.

“CUANDO UNA MADRE AMA DE VERDAD EDUCA A SUS HIJOS PARA APRENDER A VOLAR”

D/A

 

Madre

LAS MADRES NUNCA MUEREN

16 diciembre, 2017

LAS MADRES NUNCA MUEREN

MAMÁ SOLO MUERE CUANDO QUIERE.

Generalmente, las madres, más que amar a los hijos, se aman en los hijos.

Cuando yo tenía seis años maté a mi madre por primera vez,

no quería que estuviera junto a mi el primer día de clase,

yo me consideraba lo suficientemente fuerte para enfrentar

los desafíos que la nueva vida me traería…

 

Pocas semanas después descubrí aliviado que ella seguía alli lista

para defenderme de los compañeros agresivos que me amenazaban

y para auxiliarme frente a las dificultades de mis primeras cuentas.

A los 14 años la maté nuevamente , no la quería imponiéndome

reglas o límites, ni que me impidiera vivir la plenitud de los

vuelos de los años juveniles.

A los 16 años de nuevo la maté porque en una salida con

los amigos tuve la primer borrachera,recuerdo que ella limpió

el vómito de mi habitación y me dijo con todo cariño que no

se lo diría a mi padre, pero que jamás me volviera a

ocurrir, que los hombres son hombres por otras cosas

no por beber…

A los 18 años pensé que mataría a mi madre definitivamente

y ya no resucitaría más… Había entrado en la Facultad, me

había mudado a la capital hacía política estudiantil actividades

en la que la presencia materna no cabía en ninguna hipótesis.

Ingenuo engaño :Cuando me descubrí confundido sobre que

rumbo seguir, volví a la casa materna único espacio de posible

guarida de comprensión.

A los 23 años me di cuenta que la muerte materna era

posible, solo requería lentitud, fue cuando me casé, planté

bandera de independencia total y seguí mi viaje. Pero bastó

ver nacer a mi primer hijo para descubrir que ese ser

llamado madre se transformaría en un espécimen aún más

vigoroso llamado abuela. Para los que aun no han vivido la

experiencia, abuela es madre en dosis doble…

A pesar de todo continué creyendo en la muerte lenta y

demorada y cada vez más me fui sintiendo más distante

y autónomo aún cuando a intervalos regulares ella

apareciese en mi vida desempeñando papeles importantes

y únicos, papeles que solamente ella podía protagonizar.

Pero al final de esa historia al contrario de lo que siempre

imaginé fue ella quien la definió. Cuando menos lo esperaba

ella se murió. Así sin más ni menos, sin pedir permiso, sin hora

marcada, ni ocasión par la despedida

Ella simplemente se fue dejando la lección;

las madres son para siempre.

Al contrario de lo que siempre imaginé son ellas las que

deciden cuando esta eternidad puede durar toda la vida

y cuanto queda relegado para el étereo recuerdo de la nostalgia.

La lección que he aprendido es que debemos demostrar

nuestro amor en vida

y el vacío que ella deja al partir, no se llena con nada.

Para los que aún tiene la dicha de tener a su madre viva:

ámala, abrazalá , bésala y dila cuanto la quieres .

Y para los que ya no la tienenen: guarda su recuerdo en el

más precioso de los baúles , cierra los ojos y haz una oración

por ella donde quiera que ella esté va a entender tu

mensaje,va a llorar cuando llores, va a reír cuando rías, va a velar tu sueño como cuando eras niño , no esperes su partida

para llevarle una flor o para darle tu amor.

Un día vas a descubrir que la persona que más te amó

en la vida, fue ella.

***************

Jannine Gorocica L.

Madre

LOS PROBLEMAS DE MI MADRE

15 septiembre, 2017

Había estado adelgazando peligrosamente y estaba deprimiéndose. Era irritable, gruñona y amargada.
Hasta que un día, de pronto, ella cambió. La situación estaba igual, pero ella era distinta.
“Viejita -dijo mi padre- llevo tres meses buscando trabajo y no he encontrado nada, voy a echarme unas chelas con los amigos.”
-Ah, okey.-Contestaba mi madre. -Ya encontrarás.
“Mamá -dijo mi hermano- reprobe todas las materias en la facultad.”
-Ah, okey. -Respondió mi madre. -Ya te recuperarás y si no pues repites el semestre. Pero te lo pagas tú.
“Mamá- dijo mi hermana- Choqué el carro.”
-Ah, okey. -Suspiró mi madre. -llévalo al taller, busca como pagar y por lo pronto muévete en bus.
“Suegra llegó diciendo la nuera, que siempre la fustigaba y encaraba-, vengo a pasar unos meses con ustedes.”
-Ah, okey. -dijo mi madre. -Acomódese en el sillón y agarre unas cobijas del clóset.
Todos se reunieron preocupados al ver las “no reacciones” de mi madre. Sospechaban que hubiera ido al médico para que le recetará unas pastillas de Alpinchimadrina de 1000 mgs.

Seguramente estaría ingiriendo una sobredosis.
Propusimos hacer una “intervención” a mi madre para alejarla de cualquier posible adicción que tuviera hacia algún medicamento anti-encabritamiento.
Pero cual fue nuestra sorpresa que, cuando nos reunimos en torno a ella, explicó:
-“Me tomó mucho tiempo darme cuenta de que cada quien es responsable de su vida. Me tomó años descubrir que mi angustia, mi mortificación, mi depresión, mi enojo, mi insomnio y mi estrés, no sólo NO resolvían sus problemas sino que AGRAVABAN los míos.
YO NO SOY RESPONSABLE DE LAS ACCIONES DE LOS DEMÁS, PERO SÍ SOY RESPONSABLE DE LAS REACCIONES QUE EXPRESE ANTE ESO.
Por lo tanto, llegué a la conclusión de que mi deber para conmigo misma es mantener la calma y dejar que cada quien resuelva lo que le corresponde. He tomado cursos de yoga, de meditación, de Milagros, de Desarrollo Humano, de Higiene Mental y de Programación Neurolingüística… y hay un común denominador: QUE YO SÓLO PUEDO TENER INJERENCIA SOBRE MÍ MISMA, USTEDES TIENEN TODOS LOS RECURSOS NECESARIOS PARA RESOLVER SU PROPIA VIDA.
Yo sólo podré darles mi consejo si acaso me lo pidieran y de ustedes depende seguirlo o no. Así que de hoy en adelante, yo dejo de ser el receptáculo de sus responsabilidades, el costal de sus culpas, la lavandera de sus remordimientos, la abogada de sus faltas, la depositaria sus deberes o su llanta de refacción para cumplir sus responsabilidades.
Los declaro a todos adultos independientes y autosuficientes.”
Todos se quedaron mudos.

Ese día la familia comenzó a funcionar mejor…

Porque cuando mamá está bien, todos en la casa sabrán lo que les toca hacer…

Madre

UNA MUJER LLAMADA MADRE

11 mayo, 2017

UNA MUJER LLAMADA MADRE

Una madre es todo y mucho mas, por el inmenso amor que anida en su corazón , donde Dios lo deposito con agrado, pues somos todas las madres, especiales para Dios, por la misión mas importante que nos encargo, repoblar la tierra para cumplir su plan Divino.

Pero lo hizo muy bien, dandonos a la perfección, el rol de madre, llevando ese amor a plenitud a los hijos, cuidandolos a través de toda nuestra vida, cumpliendose ese plan Divino de generación en generación.

El Amor de la madre es interminable, empieza en la gestación y termina hasta el último instante de su vida, es el amor mas grande en la tierra, semejante al amor de Dios y al de nuestra madre la Virgen Maria.

Que Dios bendiga a todas las madres del mundo, en especial a todas nuestras madres, de las que aun están en la tierra y bendiga tambien a las que estan junto a El….

Maria Eugenia Moreno

error: Tu esencia Divina 2015